DIABETES MELLITUS


INTRODUCCIÓN

LA DIABETES ES UNA ENFERMEDAD CRÓNICA en la que se produce una alteración en el aprovechamiento de los azúcares debido a una carencia parcial o total, de la hormona insulina o a que esta no cumple su función. La insulina hace posible que los azúcares entren en las células para poder ser utilizados como fuente de energía, si es escasa o funciona mal, los azúcares se acumulan en la sangre, produciendo lo que se denomina hiperglucemia (niveles por encima de lo normal de azúcar -glucosa- en la sangre). Se calcula que en España entre un 3% y un 5% de la población es diabética, de los cuales la mayor parte sufren la llamada diabetes tipo II o del adulto (no dependiente de insulina), y en menor proporción (un 15%), la diabetes tipo I o infantil (precisa de administración de insulina). No obstante, existen otros tipos de diabetes: tipo mody (de inicio en la edad infantil pero con características de la del adulto), diabetes pregestacional y gestacional (de incidencia durante el embarazo), diabetes III (comienza en el adulto como la I y evoluciona como la II), diabetes secundarias a alteraciones orgánicas o a enfermedad de páncreas, tiroides, glándulas suprarrenales, e intolerancia hidrocarbonada. En este último caso, las hiperglucemias son menos severas que en el resto. En relación con los tipos de diabetes más comunes, las causas son múltiples y varían según nos refiramos a la tipo I o a la II:

- En la tipo II, están implicados factores genéticos (herencia), la obesidad (80% de los diabéticos tipo II sufren sobrepeso u obesidad), las dietas desequilibradas (muy energéticas y ricas en azúcares sencillos), el sedentarismo y el envejecimiento de la población.

- En la tipo I, influyen una cierta predisposición individual, así como alteraciones del sistema inmune (de defensas del organismo) e infecciones víricas que pueden desencadenar reacciones de autoinmunidad con destrucción de las células pancreáticas que secretan la insulina. Es por esta razón que quienes la sufren necesitan ya de entrada inyectarse insulina.

En cuanto a la manifestación de sus síntomas, depende del tipo de diabetes que se trate:

- Diabetes tipo I: Los síntomas más comunes son aquellos que derivan de un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia). En su debut, las manifestaciones típicas son las que se describen a continuación. Cuando la glucosa en sangre supera unos limites determinados, el riñón no puede impedir que se elimine por la orina (glucosuria). Además, para eliminar tal carga de azúcares por el riñón es necesario diluirlos en la propia orina; el azúcar arrastra gran cantidad de agua y el diabético orina mucho (poliuria). Al perder tanta agua, el organismo se deshidrata y el diabético tiene mucha sed y bebe mucho (polidipsia). Por otro lado, como está aprovechando mal su principal fuente de energía (azúcares), se estimula mucho más su apetito y come en exceso (polifagia), aunque esto no soluciona el problema, por lo que pierde peso y se siente cansado. Una vez se inicia el tratamiento médico y dietético, remiten todos los síntomas.

- Diabetes tipo II: No se presentan los síntomas descritos en la tipo I, y es por esta razón que se intuye que más de la mitad de las personas que la sufren no están diagnosticadas. En ellas, los síntomas son más inespecíficos y no tan claros, ya que el origen de la diabetes no es que no exista insulina sino que esta es insuficiente o que se aprovecha mal.

En cuanto al papel de la alimentación en esta patología crónica, se sabe que una dieta equilibrada es un aspecto muy importante a tener en cuenta respecto a su prevención. Pero además, en la persona ya diabética, la dieta es uno de los pilares fundamentales del tratamiento, ya que colabora en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre y previene posibles complicaciones a corto (hiperglucemias e hipoglucemias) y a largo plazo, en ocasiones junto con la administración de insulina (tipo I) y en otras, junto con la toma de ciertos medicamentos llamados antidiabéticos orales (A.O.), aunque estos no son necesarios en todos los casos (tipo II). Así mismo se recomienda la práctica regular de ejercicio (aumenta el llamado buen colesterol en sangre, mejora la circulación periférica y el aprovechamiento de los azúcares por parte del músculo, permite reducir las dosis de insulina) lo que no sólo es beneficioso para las personas que tienen diabetes, si no para toda la población en general.



MÁS INFORMACIÓN

Fundación Española para la Diabetes

Telf. 91 454 70 04

Página web: www.fundaciondiabetes.org

Correo electrónico: sped@info@fundaciondiabetes.org




LA RESPUESTA MÉDICA

La Fundación Española para la Diabetes remarca que la alimentación, y la vida en general que han de seguir las personas con diabetes no es sustancialmente diferente a la alimentación de la población en general. Es más, los consejos que han de aplicarse son válidos para toda la familia.

El cuidado de la alimentación de la persona con diabetes forma parte de su tratamiento, por lo tanto no se puede hablar de tipos de alimentos y cantidades sin hablar también de actividad física, horarios habituales, medicamentos que toma, si padece o no otras enfermedades como colesterol o hipertensión... En definitiva, es un conjunto de factores que deben considerarse globalmente y que hacen que cada diabético tenga una dieta única y personalizada. Por ello, cada persona debe confeccionar, conjuntamente con el equipo sanitario, el modelo dietético a seguir.




LA RESPUESTA DIETÉTICA

La dieta no puede curar la diabetes pero sí controlarla mejor y por ello, el tratamiento dietético deberá llevarse a cabo durante toda la vida. Debe ser individualizada; en función de las características de cada persona, su estilo de vida, tratamiento específico (insulina o fármacos), etc. En general, los puntos más importantes a tener en cuenta son los siguientes:

Dieta individualizada, variada y equilibrada.

Fraccionada en 5 ó 6 tomas al día (menor volumen de alimento por toma, mejor control).

En concordancia con el tratamiento con insulina o con la toma de antidiabéticos orales y con la práctica de ejercicio físico.

Rica en fibra (verduras, legumbres, frutos secos, cereales integrales y fruta en las cantidades adecuadas a cada caso).

Pobre en grasas saturadas y colesterol (moderar el consumo de lácteos completos y los muy grasos, carnes grasas, huevos y sus derivados, charcutería, vísceras...), como prevención a largo plazo de enfermedades cardiovasculares.

Controlada en alimentos que contienen hidratos de carbono simples (azúcar, miel, mermelada, zumo y fruta, bebidas azucaradas, golosinas, chocolate y derivados...) y complejos (cereales, patatas, legumbres).

Se recomienda sustituir el azúcar o elaborar recetas caseras con edulcorantes no nutritivos tales como la sacarina, el ciclamato, el aspartame y el sorbitol, ya que además de que no aumentan los niveles de azúcar en la sangre, no aportan calorías, lo que es beneficioso para quienes tienen sobrepeso u obesidad.




RECOMENDACIONES DIETÉTICAS

- Dieta individualizada, variada y equilibrada, adaptada al tratamiento médico y a la práctica de ejercicio físico.

- Las comidas de un día para otro deben tener una composición constante, especialmente en la tipo I, en relación a la distribución de alimentos ricos en hidratos de carbono (cereales -arroz, pastas alimenticias, pan-, patatas, legumbres, frutas).

- Horarios regulares de comidas y sin saltarse ninguna (especialmente en la tipo I, ya que de no ser así se corre el riesgo de tener bajadas bruscas de azúcar en la sangre -hipoglucemia-).

- Fraccionada: 5 ó 6 tomas diarias (menor volumen de alimento por toma, mejor control).

Diabetes Mellitus - Controlada en alimentos que contienen hidratos de carbono simples (azúcar, miel, mermelada, bebidas azucaradas, frutas y zumos, repostería industrial, golosinas dulces, chocolates y derivados):

- En caso de hipoglucemia, son los alimentos de primera elección ya que ayudan a remontarla rápidamente.

- Puede permitirse un consumo esporádico y controlado de alimentos que contienen estos hidratos de carbono sencillos, siempre y cuando se tomen junto con otros ricos en fibra o grasa o proteínas, lo que reduce su velocidad de absorción (de este modo no producen aumentos bruscos de los niveles de azúcar en sangre). Por ejemplos zumos (contiene fructosa, azúcar de la fruta) sin azucarar y frutos secos (ricos en grasas, proteínas y fibra), leche y bollo suizo con margarina o mantequilla, etc.

- El azúcar de endulzar puede sustituirse por edulcorantes no nutritivos (sacarina, ciclamato, aspartame, sorbitol).

- Reducir el consumo de grasas saturadas y colesterol: escoger lácteos con poca grasa, las carnes más magras (pollo y pavo sin piel, conejo, caña de lomo, ternera magra, solomilllo de cerdo o ternera, caballo), desgrasar caldos de carne y aves en frío, sustituir la carne o los huevos por pescado al menos cuatro veces por semana.

- Incluir alimentos ricos en fibra en las cantidades adecuadas (verduras, frutas, legumbre, cereales integrales, frutos secos).

- En la diabetes tipo I se admite el empleo de productos especiales que llevan fructosa, no así en la tipo II asociada a sobrepeso u obesidad, ya que generalmente incluyen en su composición mayor cantidad de grasas que sus equivalentes normales (galletas, turrón, chocolates, etc. que llevan fructosa).

- Tener en cuenta que el alcohol es hipoglucemiante, en caso de tomarlo, incluirlo en las principales comidas y nunca en ayunas.




ALIMENTOS ACONSEJADOS, PERMITIDOS Y LIMITADOS

ALIMENTOS ACONSEJADOS

- Leche y lácteos: Leche semi o desnatada -depende de las necesidades individuales-, pero en especial, se recomienda consumir con mayor frecuencia yogures y otros derivados lácteos poco grasos, y por supuesto, no azucarados. Los hay edulcorados con sacarina, etc. que se pueden tomar sin problemas (véase siempre el etiquetado).

- Carnes, pescado, huevos y derivados: Todos, con la frecuencia que marcan las recomendaciones de alimentación equilibrada.

- Cereales y patatas: Combinar con verduras, patata (fécula), arroz, pastas alimenticias y en cuanto a otros cereales, preferir los integrales (pan, cereales y galletas integrales sin azúcar) a los refinados.

- Legumbres: Lentejas, garbanzos, alubias, habas, guisantes. Se recomienda combinar sólo con patata o arroz y verduras.

- Verduras y hortalizas: Todas, preferiblemente una ración diaria en crudo (ensalada).

- Frutas: Frescas a ser posible con piel y bien lavadas, batidas, cocidas y al horno sin azúcar, salvo las indicadas en "alimentos limitados".

- Bebidas: Agua, caldos desgrasados, infusiones, zumos naturales y licuados de frutas sin azucarar.

- Grasas: Aceites de oliva y semillas (girasol, maíz, soja), mantequilla, margarinas vegetales, mejor en crudo y frutos secos.



ALIMENTOS PERMITIDOS (consumo moderado y ocasional)


- Leche y lácteos: Postres caseros elaborados con edulcorantes sin calorías que resistan la cocción como el sorbitol, que se extrae del maíz (los hay en polvo, granulado o líquido).

- Carnes semigrasas, hígado, jamón y fiambres de pollo o pavo, jamón especial bajo en grasa (3/conoce-algo-mas% materia grasa) y en menor proporción otros embutidos.

- Cereales: Pan blanco, galletas tipo María.

- Bebidas: Zumos comerciales sin azucarar, café, descafeinado, leche con malta o achicoria, bebidas light.

- Productos especiales para diabéticos: Mermeladas, bollería normal o integral y helados elaborados con edulcorantes acalóricos en los tipo II y todos aquellos que llevan fructosa (azúcar calórico de la fruta y la miel), sólo en los tipo I y con moderación.

- Otros productos: Mayonesa, bechamel (mejor con leche semi o desnatada).



ALIMENTOS LIMITADOS (consumir de forma esporádica o en pequeñas cantidades)


- Leche y lácteos: Limitar los más grasos y evitar todos aquellos que llevan azúcar, mermeladas, etc. y los que están enriquecidos con nata o que llevan nata.

- Carnes grasas: Productos de charcutería y vísceras, pescados en conserva, salazón o ahumados

- Cereales: Galletería, pastelería y bollería convencionales.

- Legumbres: Aquellas que se cocinan con ingredientes grasos de origen animal (chorizo, morcilla, tocino, etc.).

- Frutas: Fruta en almíbar, frutas secas, confitadas y escarchadas.

- Bebidas: Zumos azucarados, bebidas refrescantes con azúcar (cola, tónica, bitter), batidos lácteos azucarados y bebidas alcohólicas.

- Grasas: Nata, manteca, tocino y sebos.

- Otros: Chocolate y chocolate en polvo, miel y mermeladas convencionales, gelatinas de frutas (llevan azúcar).

- Edulcorantes: Evitar azúcar común o sacarosa.




CONOCE ALGO MÁS

PREGUNTAS CON RESPUESTA

¿Es cierto que la leche contiene azúcar?

Diabetes Mellitus La leche es el único alimento de origen animal que contiene azúcar, concretamente la lactosa. Un vaso de leche aporta lo que un sobre de azúcar de 10 gramos para el café. Es un alimento básico que aporta proteínas, cantidades variables de grasa según el tipo de leche, vitaminas y minerales como el calcio. Por todo ello, es un alimento muy recomendable. Los diabéticos pueden tomar leche, pero sabiendo que contiene azúcar y midiendo su ingesta.

¿Puede un diabético comer pan?

Sí, pero sólo en las cantidades adecuadas, al igual que ocurre con otros alimentos ricos en hidratos de carbono complejos: arroz, pastas alimenticias, patatas y legumbres, los cuales se recomienda combinar con verduras por su contenido de fibra, ya que ésta ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cuáles son los alimentos que no modifican los niveles de azúcar en la sangre y que, por tanto, no influyen en la glucemia?

Productos lácteos no azucarados, carnes, pescados, huevos y sus derivados, vísceras, frutos secos, aceitunas, aguacate y todas las grasas, ya que en su composición no están presentes los hidratos de carbono. Estos alimentos ni bajan ni suben el azúcar en sangre.

DEBATE, HABLAN LOS CIENTÍFICOS

Los expertos en Nutrición constatan la importancia que tiene una alimentación adecuada en la prevención de las llamadas enfermedades de la civilización, entre las que se encuentra esta patología. Así mismo insisten en la necesidad real de realizar educación diabetológica y nutricional monitorizada a las personas con diabetes, ya que el tratamiento ha evolucionado notablemente en las últimas décadas, en especial con respecto a la alimentación. El tratamiento dietético actual es mucho más libre que en épocas anteriores, pero siguen existiendo mitos y errores entre la población general por falta de información, que hacen que en muchas ocasiones la dieta sea más estricta de lo necesario y por tanto, inadecuada.

¿CÓMO COCINAR Y CONDIMENTAR?

- Preferir aquellas técnicas culinarias que menos grasa aportan a los alimentos: al agua -cocido o hervido, vapor, escalfado-, rehogado, plancha, horno y papillote.

- Utilizar moderadamente los fritos, rebozados, empanados, guisos y estofados (desgrasar en frío, mejora su conservación y su calidad nutricional).

- Para que la comida resulte más apetitosa se pueden emplear diversos condimentos:

- Ácidos: Vinagre y limón.

- Aliáceos: Ajo, cebolla, cebolleta, cebollino, chalota, puerro, según tolerancia.

- Hierbas aromáticas: Albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano, perejil, mejorana.

- Evitar las especias fuertes: pimienta (negra, blanca, cayena y verde), pimentón, guindilla.

- El vinagre y el aceite (oliva y semillas) pueden ser macerados con hierbas aromáticas.

- En la elaboración de salsas, los vinos u otras bebidas alcohólicas como ingrediente flambeados pueden hacer más sabrosas diversas recetas.

- Para endulzar los postres pueden emplearse edulcorantes no calóricos y canela y/o vainilla.

ADEMÁS... (no todo es comer)

Realizar controles periódicos de la glucemia para detectar y poder corregir posibles descompensaciones.

Evitar el tabaco, ya que es un riesgo añadido de enfermedades cardiovasculares.

Practicar de forma regular ejercicio físico moderado (evitar el deporte de riesgo y el que se practica en solitario):

- Ayuda al control del peso corporal.

- Mejora el control glucémico y permite reducir la dosis de insulina o fármacos.

-Mejora la circulación, reduce los triglicéridos sanguíneos y aumenta el llamado buen colesterol (HDL-c).

- Contribuye al bienestar, ya que alivia el estrés y la tensión.

- Precauciones: Llevar siempre algún terrón de azúcar en el bolsillo por si aparece una hipoglucemia.




RECETAS

Desayuno:

- Un vaso de leche semidesnatada con galletas integrales sin azúcar y una naranja.

Comida:

- Canelones de espinacas*
- Merluza al horno con patatas panadera.
- Fruta de temporada y pan integral.

Merienda:

- Cuajada, bocadillo de pan integral untado en tomate natural con unas gotas de aceite de oliva y fiambre de pavo,
- Fruta fresca.

Cena:

- Cogollos con zanahoria rallada y anchoíllas.
- Filete de pollo a la plancha con un flan de arroz y salsa de tomate.
- Fruta de temporada y pan integral.
Diabetes Mellitus


CANELONES DE ESPINACAS
4 personas

Modo de preparación:

Cocer la pasta. Extender sobre un trapo limpio y poner otro por encima. Cocer las espinacas y dejar en un escurridor. Hacer la bechamel y reservar. En una sartén rehogar en aceite de oliva, el ajo y la cebolla. Añadir los taquitos de jamón y de pavo y por último las espinacas, añadir la sal y la pimienta. Poner el contenido de la sartén en un cazo, añadirle un poquito de la bechamel y mezclar bien. Cuando se ha enfriado la mezcla, rellenar uno a uno los canelones. En una fuente de horno, verter un poco de bechamel y colocar los canelones rellenos, verter de nuevo más bechamel y salpicar de salsa de tomate.

Añadir el queso rallado y meter en el horno (previamente encendido y ya caliente) a unos 160 grados durante 15 minutos. Gratinar a 180/la-respuesta-medica00 grados durante unos cinco minutos y ya está listo.



Ingredientes: pasta de canelón

(a tres por cabeza, 12 en total), 500 gramos de espinacas, taquitos de jamón serrano sin el tocino, taquitos de fiambre de pavo, 4 dientes de ajo y 1 ó 2 cebollas, sal y pimienta negra molida, bechamel elaborada con leche semidesnatada y aceite de oliva, salsa de tomate y queso rallado para gratinar tipo enmental.





Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski