Estreñimiento

Recomendaciones dietéticas

  • Como siempre, una alimentación variada y de acuerdo a las recomendaciones la dieta equilibrada.
  • Comer de forma ordenada (primero, segundo y postre...), en ambiente tranquilo y sin interferencias (televisión, radio, prensa, etc.), respetando los horarios de un día para otro y sin saltarse ninguna.
  • Se recomienda masticar bien los alimentos, comer y beber despacio.
  • Aumentar el número de tomas al día (4/conoce-algo-mas) para alcanzar la ingesta energética adecuada, ya que una dieta rica en fibra favorece la rápida sensación de saciedad.
  • Incluir los alimentos ricos en fibra poco a poco. No se deben realizar cambios bruscos en la dieta en cuanto a su contenido en fibra, ya que pueden crear más gases y dolores intestinales, incluso diarreas. Lo adecuado es introducir en mayor cantidad o frecuencia de consumo los alimentos ricos en fibra: verduras cocinadas enteras o en puré pero sin pasar por el chino o el pasapurés y ensaladas, frutas frescas, legumbres cocinadas según las orientaciones que se han mencionado, cereales integrales, frutos y frutas secas.
  • Beber abundante cantidad de líquidos (mínimo 4/conoce-algo-mas vasos al día de agua o infusiones o caldos desgrasados o zumos).
  • El meteorismo y la flatulencia mejoran con ayuda de infusiones carminativas, entre horas o después de las comidas. Infusiones de menta, anís, salvia o de hinojo o bien añadir unos granos de anís verde, hinojo o comino a una infusión de manzanilla, ya que ayudan a la digestión, y de hierbabuena, que relaja los músculos del colon (intestino grueso), lo que ayuda a aliviar la molestia del exceso de gases.
  • El yogur y otras leches fermentadas contienen bacterias que ayudan a equilibrar la flora del intestino, mejoran las secreciones intestinales y estimulan el peristaltismo intestinal, por lo que están especialmente recomendados.
  • Los aceites ejercen una importante acción favorecedora del movimiento intestinal por su potencial lubricante; emplearlos en las cantidades adecuadas en la cocina y añadir también unas gotas de aceite en bocadillos y tostadas.
  • Tomar los alimentos o muy fríos o calientes para estimular el movimiento intestinal.
  • Prescindir temporalmente de los alimentos ricos en taninos (astringentes): membrillo, plátano, manzana cruda, arroz, zanahoria.
  • Probar los siguientes consejos caseros:
  • Tomar una vaso de agua templada y un kiwi en ayunas al levantarse, o café sólo, o zumo de naranja, o ciruelas pasas u frutas secas rehidratadas en ayunas (por ejemplo compota de manzana y las ciruelas secas).