Hipertensión arterial

La respuesta Médica

La primera causa de mortalidad en España, al igual que en otros países de nuestro entorno, son las enfermedades cardiovasculares, según informa la Fundación Española del Corazón, al tiempo que avisa de que un gran porcentaje de estas enfermedades se pueden evitar si se diagnostican y tratan adecuadamente. Dentro de ellas, se encuentra la hipertensión, también llamado el mal silencioso ya que no tiene síntomas, y porque el retraso en su diagnóstico y tratamiento tiene importantes consecuencias sobre el sistema cardiovascular. Como método de prevención, aconseja la Fundación reducir el consumo de sal, evitar el tabaco, el alcohol y productos con cafeína, y hacer ejercicio. Una vez diagnosticado, lo primero que habrá de hacerse es tomar la medicación según las indicaciones del médico. En segundo lugar, se indica que habrá de informar al médico de cualquier efecto secundario del fármaco o de cualquier molestia ocasionada por él. Y en tercer lugar, controlar la presión arterial regularmente.

Durante el tratamiento algunos trucos resultan muy útiles para evitar esos olvidos; por ejemplo, tomar siempre la medicación con el desayuno, o asociada a otra actividad que realice todos los días a la misma hora. No se debe abandonar el tratamiento por encontrarse bien, ya que la presión puede elevarse incluso más de lo que estaba cuando se comenzó a tomar la medicación, con los consiguientes riesgos. Por último, no debe comenzar a tomarse otro fármaco (para la artritis, por ejemplo), sin consultar a su médico, pues algunos medicamentos pueden anular el efecto de los que se esté tomando para la hipertensión.