Parkinson

Recomendaciones dietéticas

ParkinsonRecomendaciones generales:
  • Variar al máximo el tipo de alimentos dentro de cada grupo (distintas verduras, frutas...).
  • Respetar los horarios de comidas y no saltarse ninguna.
  • Comer poco a poco y masticar bien, en ambiente agradable, relajado y sin interferencias (televisión, radio).
  • Arroz, pasta, patata, legumbre: Incluir 2 a 4 veces por semana. Pan, a diario en cada una de las comidas.
  • Carne, de 4 a 6 veces por semana; pescado, como mínimo 4 veces por semana; huevos, hasta 5 unidades a la semana.
  • Consumir mínimo 3 frutas al día, e incluir algún cítrico.
  • Comer a diario verduras, al menos una ensalada al día.
  • Evitar las bebidas alcohólicas, bebidas estimulantes (café y té fuertes, con extractos de guaraná...), y el exceso de sal.
  • Beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día (4/ver-menu-aconsejado vasos diarios). Pueden incluirse también zumos, infusiones, caldos, gelatina de frutas.
  • Se recomienda especialmente el aceite de oliva pero también otros aceites de semillas (girasol, maíz...). Preferir la mantequilla o margarina en crudo.
  • Distribuir la alimentación en tres comidas principales (desayuno, comida y cena) e incluir alguna colación a media mañana o como merienda.
Recomendaciones en caso de dificultad para deglutir sólidos.
  • Identificar que platos o alimentos crean problemas y modificar su consistencia. Por ejemplo, si no se traga bien la carne, probar con carne picada y si aún así no se tolera, elaborar purés con pollo, etc.
  • Iniciar la comida con un buen sorbo de agua fría que estimula el reflejo de la deglución.
  • En personas con poca sensibilidad, evitar los trozos pequeños de alimento, puesto que pueden perderse en la boca y provocar atragantamiento.
  • Pueden estar contraindicados los alimentos con doble textura tales como caldo con fideos o tropezones, gelatina con frutas, carne picada con caldo o jugo, fruta en conserva con jugo y cereales secos con leche. Seleccionar los alimentos que forman un bolo dentro de la boca o que no se deshacen en partes. Por ejemplo, el plátano, puré de patata o verdura de consistencia pastosa, suflés y macarrones con queso, etc.
  • Es muy importante que la persona mantenga una buena posición durante las comidas para tener un buen alineamiento del canal alimentario: la persona debería estar sentada derecha, con las caderas flexionadas en ángulo de 90 grados, la espalda recta y los pies planos en el suelo. Si la persona está en la cama, elevar la cabecera hasta conseguir la flexión de 90 grados de cadera y cuello.
Dificultad en la deglución de líquidos
  • La dieta puede ser normal, pero los líquidos deberán mezclarse con un producto especial espesante. Este producto añadido a alimentos líquidos y semisólidos, permite conseguir diferentes texturas (néctar, miel, pudding), tanto en frío como en caliente. Suelen ser de sabor neutro y están enriquecidos en varias vitaminas, minerales y oligoelementos.
  • Están contraindicados alimentos con doble textura líquido-sólido ( sopas con fideos, fruta en conserva con jugo...).