Úlcera péptica

Conoce algo más

Úlcera Péptica

PREGUNTAS CON RESPUESTA

¿Puede la dieta de la persona con úlcera llegar a ser completamente normal?

Cuando la úlcera está en fase de estado (sin síntomas), la persona no tiene porqué excluir ningún alimento de su dieta; eso sí, se recomienda la moderación en las comidas y que la alimentación sea lo más cercana posible a una dieta equilibrada y con un buen contenido de alimentos ricos en fibra.

DEBATE, HABLAN LOS CIENTÍFICOS

Estudios científicos recientes ponen de manifiesto que las dietas ricas en fibra reducen el número de brotes agudos o recaídas (recidivas); es decir, dietas que incluyen abundantes frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos/as secas.

¿CÓMO COCINAR Y CONDIMENTAR?

Preferir aquellas técnicas culinarias que menos grasa aportan a los alimentos: al agua -cocido o hervido, vapor, escalfado-, rehogado, plancha, horno y papillote.

Utilizar moderadamente los fritos, rebozados, empanados, guisos y estofados (desgrasar en frío)

Para que la comida resulte más apetitosa se pueden emplear diversos condimentos:

  • Ácidos: Preferir el vinagre de manzana y el zumo de limón al vinagre de vino, según tolerancia individual.
  • Aliáceos: Evitar los carminativos ya que estimulan las secreciones gástricas -ajo, cebolla, cebolleta, chalota.
  • Hierbas aromáticas: Ayudan a la digestión el estragón, eneldo, laurel, tomillo, romero, mejorana...

Evitar las especias fuertes, pimienta (negra, blanca, cayena y verde), pimentón, guindilla.

ADEMÁS... (no todo es comer)

Dejar de fumar, ya que el tabaco irrita la mucosa gástrica y aumenta la acidez.

Comer en ambiente relajado, tranquilo y masticar bien los alimentos.

Evitar fármacos como la aspirina, el ibuprofeno -para dolores menstruales y de cabeza y otros antiinflamatorios no esteroideos-, que irritan la mucosa y que aumentan la acidez.

Si hay reflujo, relajarse antes y después de las comidas, pero no acostarse inmediatamente, mejor permanecer sentado o inclinado a unos 120 grados y levantar el cabecero de la cama unos 8 centímetros; cuanto más vacío esté el estómago antes de tumbarse mejor.

Evitar el estrés, aprender a relajarse y a llevar a cabo un ritmo de vida más sano.