Anemia ferropénica (carencia de hierro)

La respuesta Médica

Según la medicina especializada en hematología y hemoterapia debería hacerse las siguientes preguntas: ¿Se siente fatigado todo el tiempo?; ¿se agota y le falta el aire rápidamente con cualquier esfuerzo?; ¿se nota palido? ¿tiene antojo por masticar hielo ó inclusive tierra? Si las respuestas son afirmativas es probable que sufra de anemia por deficiencia de hierro. En este caso, el médico puede hacer el diagnóstico con un simple examen de sangre, por lo que se recomienda que se acuda a la consulta sin más dilación.

Si se sufre efectivamente de anemia, el tratamiento será sencillo a base de fármacos y una dieta acorde a las necesidades, pero es importante que consulte con su médico antes de tomar suplementos de hierro pues el exceso de hierro también puede traer serios problemas.

Asimismo, se ha de tomar la precaución de mantener los suplementos de hierro fuera del alcance de los niños, pues éstos se pueden intoxicar si consumen varias pastillas. Si la causa que conlleva la falta de hierro en una mujer jóven, se debe a la pérdida de sangre que acompaña las menstruaciones sobre todo en aquéllas con periodos más prolongados o abundantes, la anemia se corrige con el simple consumo de suplementos de hierro. Si la causa es una pérdida constante de sangre en el tracto digestivo o en el urinario, el médico realizará una pesquisa más detallada que incluye análisis de heces y orina, y a menudo, una endoscopia (evaluación de las vías digestivas o urinarias, usando un tubo fino con una cámara miniatura que se introducen, dependiendo del caso, por la boca, el ano o la uretra). Entre los problemas del tracto digestivo que pueden causar este tipo de anemia se encuentran la gastritis, úlceras, varices (comunes en el esófago, el tubo que va de la boca al estómago, de personas con enfermedad del hígado por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas), cáncer, pólipos, y divertículos, entre otros. El sangrado por las vías urinarias puede deberse a piedras (cálculos), infecciones y tumores. Entonces se procederá a realizar un tratamiento más completo. En los niños, la falta de hierro se puede deber a una mala alimentación, no sólo en cuanto a cantidad sino también a calidad.