Gastritis

La respuesta Médica

Las dos máximas respecto a la gastritis son no fumar y hacer una alimentación moderada. El diagnóstico se debe realizar tras un estudio del estómago mediante una gastroscopia (introducción de tubo por el aparato digestivo). De esta forma se toman muestras para analizar, ya que en estos casos hay que descartar un cáncer de estómago.

El tratamiento logrará mejorar los síntomas de acidez eliminando las posibles causas, pero si existe la posibilidad de hemorragia de estómago deberá ingresar en el hospital.

Hay que tener presente que si se padece gastritis no debe usar salicilatos (aspirina) u otros antinflamatorios, y si es imprescindible, asociar antiácidos o antiulcerosos (siempre bajo control médico). Si necesita un calmante para pequeñas molestias o fiebre, se puede emplear paracetamol o metamizol, o antiulcerosos, bajo prescripción facultativa. El paciente debe evitar medicamentos que dañen al estómago y si ha tenido problemas de estómago, ha de advertírselo al médico en todo momento. Quedará reflejado en su historial, pero no está de más recordarlo.