Hipertrigliceridemia (Triglicéridos elevados)

Alimentos aconsejados, permitidos y limitados

Alimentos aconsejados

Leche y lácteos:

Leche desnatada, yogures desnatados edulcorados, queso tipo Burgos y requesón bajos en grasa, quesitos light, queso blanco en lonchas o de barra bajo en grasas.

Carnes, pescado, huevos y derivados: Carne y aves poco grasas (pollo y pavo sin piel, ternera magra, caña de lomo de cerdo, conejo, solomillos, perdiz, codorniz, caballo), pescados (blanco y azul) y mariscos, clara de huevo.

Cereales, patatas y legumbres: Todos salvo los indicados en el resto de apartados.

Verduras y hortalizas: Todas.

Frutas: Todas salvo las indicadas en el resto de apartados.

Bebidas: Agua mineral con o sin gas, caldos desgrasados, infusiones, zumos sin azucarar.

Grasas: Aceites de oliva y semillas (girasol, maíz, soja).

Otros productos: Edulcorantes no calóricos (sacarina, ciclamato, aspartame...), salsas de hortalizas con poco aceite (preferentemente oliva).

Alimentos permitidos (consumo moderado y ocasional

Leche y lácteos: Leche semidesnatada, yogur entero natural o de frutas sin azucarar, cuajada, petit suisse desnatados, quesos suaves y poco curados (existen quesos bajos en grasa).

Carne y sus derivados: Carnes semigrasas (vaca, cerdo, gallina, pierna de cordero), fiambres de pollo y pavo, jamón serrano (sin el tocino), jamón york bajo en grasa (3/conoce-algo-mas% materia grasa, ver etiqueta), huevo entero.

Cereales, patatas y legumbres: Galletas tipo maría, bollería que en su composición más se parece al pan (bollo suizo, bizcochos de soletilla).

Bebidas: Café, bebidas refrescantes "light" y otras bebidas con edulcorantes.

Grasas: Minarinas (margarina baja en calorías), mayonesa extra ligera y aquella que se elabora con leche desnatada.

Otros productos: Salsas y sopas comerciales, productos precocinados y comida rápida (fast-food).

Alimentos limitados (consumir de forma esporádica o en pequeñas cantidades)

Leche y lácteos: Leche entera y condensada, lácteos enriquecidos con nata, natilla, flan, quesos grasos y fundidos (loncha, porción) o de untar, nata.

Carnes, pescado, huevos y sus derivados: Cerdo, ternera y vaca grasos, pato, carnes ahumadas o curadas, vísceras, charcutería (salchichas, embutidos, foie gras, patés), pescados adobados, salazones, ahumados, escabeches.

Cereales, patatas y legumbres: Cereales azucarados y chocolateados, patatas fritas de bolsa y otros snacks (ganchitos, gusanitos, etc.). Legumbres cocinadas con ingredientes grasos (morcilla, chorizo...).

Verduras y hortalizas: Verduras preparadas con mantequilla, crema, queso y otras salsas excesivamente grasas.

Fruta: Frutas secas (higos, dátiles, ciruelas...), en almíbar, escarchadas y confitadas.

Bebidas: Todas las alcohólicas.

Grasas: Mantequilla, margarina mixta, manteca, tocino y sebos, aceites de coco y palma, manteca de cacao y productos que la contengan. Frutos secos, aceitunas, aguacate y coco.

Otros productos: Alimentos dulces: azúcar, fructosa, jarabe de glucosa, mermelada, miel, chocolate y derivados, productos de bollería, repostería y pastelería, bebidas azucaradas. Productos que contengan yema (mayonesa, croquetas, empanadillas, rebozados).