Cistitis

La respuesta Médica

La cistitis es una enfermedad curable en dos semanas con tratamiento. Por la anatomía del sistema urinario femenino, con un conducto de comunicación entre la vejiga urinaria corto y recto, es más frecuente entre las mujeres aunque también son un factor importante las alteraciones de la uretra.

Los síntomas más característicos son: quemazón al orinar; orinar muchas veces, con poca emisión de orina; aumento de la necesidad de orinar; orina con mal olor; dolor abdominal por encima de la vejiga; dolor de la parte inferior de la espalda; fiebre ligera; dolor durante el acto sexual; e incontinencia o falta de control urinario.

Es recomendable sentarse en baños de agua salados o con burbujas, no excederse en el consumo de alcohol; evitar los pantalones muy ajustados; eliminar el estrés. Los médicos aconsejan también, ducharse en lugar de lavarse en el bidé, beber al menos 8 vasos de agua diarios, usar posiciones superiores o laterales en el caso de la mujer durante el acto sexual y usar lubricante, limpiar zonas anales después de la defecación (siempre de adelante hacia atrás); y no retener la orina.

Si la cistitis persiste, es aconsejable acudir al especialista quien realizará análisis de orina, cultivos bacterianos, cistiscopia y ultrasonidos, y si procede, podrá recetar antibióticos selectivos para la infección, antiespasmódicos para evitar el dolor, analgésicos urinarios.

Es importante seguir los tratamientos para evitar que la infección se extienda por el torrente circulatorio a otros órganos, o por la orina hasta los riñones.

En casos en los que haya una alteración anatómica subyacente o una higiene post-defecatoria incorrecta (no limpiarse o hacerlo de atrás hacia adelante), pueden producirse cistitis de repetición, que deberá tratar el médico con antibióticos durante temporadas largas.